sábado, 9 de septiembre de 2017

Quinta y última de feria. Calasparra.





Gloria cantero martinez





Novillos de Cuadri para Gerardo Sánchez. Ángel Jiménez y Miguel Ángel Pacheco.
Razones para Cuadriadictos.
Razones para apasionados del toro.

Fin de fiesta para soñar. Seis razones para creer en esa conmoción tan necesaria,  vestida de  imponentes hechuras, construida en torno a las  dificultades que ofrece un toro que mira y aprende a marchas forzadas, mostrando  justamente la lección memorizada que el buen o mal trato dispensado por todo aquel que tenga a bien corresponder o como sucedió esta tarde : malograr, desaprovechar,  arruinar en suma, una más que válida, la mejor de la feria calasparreña para quienes buscamos un motivo para seguir creyendo en el toro con las complicaciones no insalvables que conlleva la casta.
Pero, cosas de este desventurado escalafón novilleril, nos topamos de nuevo con la  secuencia ya conocida de lidias bochornosas,  inaceptables, indigencia de conocimiento, voluntad y hambre de cara al mañana en el ser.

La tarde que cerraba esta Feria del Arroz venía precedida por una máxima expectación fundamentada sobre el grande aprecio y reconocimiento a la figura y la trayectoria de un  Señor ganadero, una familia de entregados a la crianza del toro de lidia con esa seriedad y profesionalidad que tanto echamos de menos en otras casas. Y así fue que la plaza de La Caverina respondió con entrega,  registrándose la mejor entrada de todo este ciclo arrocero ya concluido.
En el ruedo, seis novillazos, seis toros que no hemos visto, ni verán jamás esos señores con cartel de figuras de escaparate  por estos alrededores de capitales de provincia, ni en sus sueños más húmedos. Y ya ni hablemos de los hermanos menores de escalafón que incluso acartelàndose no median, ni sabían cómo estar delante de unos animales que ellos sí,  estaban en todo.
 
Es cierto que alguno apuntó signos de mansedumbre pero no los vimos a penas en el caballo (para variar) y en la muleta demandaban oficio y entrega que jamás obtuvieron.
Destacó el tercero,  ovacionado en el arrastre que mereció una vuelta al ruedo mucho más rotunda que las vistas y sufridas. Y es que,  mis queridos lectores,  no hay nada más grande, nada más emocionante que ver un toro en el ruedo saliendo brioso por los chiqueros, respondiendo con bravura en el caballo y llegar a la muleta presentando exigencia pero entrega incluso con esas actitudes que tanto reclaman los adalides del toreo actual: "humillación",  "toreabilidad", "durabilidad ". ..
Lástima que esos mimbres no  puedan dar ni para el asa de media cesta.
Al menos y siempre nos quedará  el toro que, de tanto en tanto, nos da tanta vida que llegamos a recordar el porqué de nuestra existencia como aficionados. Que así sea.  Que así siga siendo!.

Ficha del festejo :
Calasparra.  Última de Feria del Arroz.
Interesante novillada de Cuadri de gran juego no aprovechado.
Destacó el tercero premiado con una sonora ovación.
Gerardo Sánchez : silencio tras aviso y dos avisos.
Ángel Sánchez : silencio y silencio.
Miguel Angel Pacheco : oreja (de saldo) y palmas de despedida.
Al final de la noche conocimos el fallo del jurado que otorga los premios de la XXVII edición, siendo concedido el trofeo espiga de oro al novillero alicantino Jorge Rico por su actuación en la novillada de Villamarta lidiada el lunes, 4 de septiembre.
Así mismo se reconoce como mejor novillo a "Jerezano " de la ganadería de Villamarta y la mejor novillada por empate técnico a Monteviejo y Ana Romero.
No siempre se está de acuerdo con el resultado de las deliberaciones de tan ilustre jurado y aún respetando el dictamen,  mis preferencias apuntan a otro lado pero eso es otro debate...
Muchas gracias como siempre al Chofre y especialmente a Juan Hernàn por haberme dado la oportunidad otra vez de permitirme este acomodo,  sintiéndome como en casa y poder contar modestamente este acontecimiento que esperemos podamos mantener mucho tiempo. Larga vida a Calasparra!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario